lunes , agosto 2 2021

Tesoros Art Nouveau

Corría el año 1900 y el art nouveau se coló en algún barco y descendió sobre Buenos Aires de la mano de los arquitectos, albañiles y artesanos de origen diverso que llegaban a trabajar y que generaban su estilo propio en el diseño de los edificios como una manera de expresar su identidad. Hoy, las huellas de ese estilo perviven por buena parte de la ciudad y por ello Buenos Aires fue declarada, en 2014, Capital Latinoamericana del Art Nouveau.

En San Telmo, el edificio Otto Wulff de Belgrano y Perú obra del danés Rönnow, de estilo Jugendstil (Austria) terminado en 1914 y pensado como sede diplomática del imperio austrohúngaro, es un ejemplo del eclecticismo del art nouveau porteño, con influencias del neogótico, y del renacimiento. Libélulas o pavos reales ceden paso a cóndores y loros, pingüinos y lechuzas. Este peculiar estilo sobrevive en ascensores jaula y cerámicas de zaguán, rastros que insisten y persisten escondidos en todos los rincones. Otro emblema del barrio es el Casal de Catalunya en Chacabuco 863 , que representa la variante modernista catalana del estilo art nouveau. Fue levantado en 1886 y se destaca por su estilo florido y su profusa ornamentación.

Creada en 2013, la Asociación Art Nouveau de Buenos Aires (AANBA) trabaja, entre otras cosas, en la revalorización de edificios emblemáticos de Buenos Aires para rescatar la belleza del art nouveau, una época olvidada pero glamorosa de la ciudad. Con este fin, se encuentra disponible en distintos puntos de la ciudad el Gran Mapa del Art Nouveau de Buenos Aires, que incluye circuitos para recorrer en zonas como Montserrat,  San Telmo, Recoleta y Av. De Mayo. AANBA también realiza visitas guiadas todas las semanas y brinda mapas de los recorridos en su web

It was the year 1900 when art nouveau sneaking into some ship coming from different parts of the world landed in Buenos Aires. It was brought by archi- tects, craftsmen and builders who ar- rived here in search for work generating their own building style as a way to ex- press their own identity. Traces from this style remain untouched in many parts of our city. It was for this reason that, in 2014, Buenos Aires was declared the Latin American capital of Art Nouveau.

A good example of the eclectic style of art nouveau porteño is the building Otto Wulff that stands in Belgrano Av. and Peru, built in a Jugensdstil style by the Danish Rönnow . This piece of art, which was finished in the year 1914, had been first thought to be the diplomatic headquarters of the Austro- Hungarian empire. The building has influences of the Neogothic style and the Renaissance.

Dragonflies, peacocks, condors, par- rots, penguins and owls can be seen around the building. Another iconic spot in the neighbourhood is el Casal de Catalunya, located in Chacabuco 863, which represents the Catalan current of art nouveau. It was built in 1886 and it stands out for its florid style and its abundant ornamentation.

The Asociación Art Nouveau de Buenos Aires (AANBA) works on the revalua- tion of those iconic buildings in Buenos Aires to recover the forgotten and glam- orous beauty of art nouveau.. AANBA offers weekly guided tours around the city and maps of the different sites to visit in its website

Producción: HST y San Telmo Every Day (Revista Telma)

Check Also

La librería Fedro festejó sus 15 años

Con una reunión en la vereda de su local, Fedro Libros celebró sus quince años …