miércoles , abril 14 2021

Petitorio de vecinos por la convivencia en San Telmo

PETITORIO

A las autoridades del Gobierno de la Ciudad Buenos Aires
Vecinas y vecinos de San Telmo

2020 es el año en que aprendimos que la vida social -como la conocimos hasta ahora- no va a ser la misma. El distanciamiento es la forma más efectiva de prevenir contagios (de este y otros virus, conocidos o por venir); de acá en más, la distancia será una variable que va a intervenir en las formas en que hacemos uso de los espacios urbanos. Y el uso de esos espacios al aire libre debe ser objeto de precisiones, normas, protocolos, acuerdos.

En el contexto de la pandemia y de una crisis económica de dimensiones aún desconocidas, losespacios públicos se han convertido en “mercados”: de oferta de objetos, servicios gastronómicos, recitales, performances y diversas actividades culturales; todo ello sin duda le da identidad a nuestro barrio. Pero lejos de desarrollarse según protocolos de pandemia, e incluso, de normas básicas de convivencia el espacio se habita de modo descontrolado. Sin control, literalmente. Cada fin de semana este escenario se agrava de manera exponencial.

Nuestras calles se han convertido en lugares donde concurren diferentes intereses, muchas veces contrapuestos. Existe, por un lado, la necesidad –legítima– de obtener ingresos a través de esas actividades, y por otro, el derecho de los vecinos y las vecinas de vivir en un entorno que permita el trabajo, el descanso y la salud ambiental.

Si estos conflictos de intereses no son administrados, lo que termina sucediendo es la imposición de un interés sobre el otro, vulnerando derechos y contribuyendo a la instalación de un clima de inseguridad y desgobierno del espacio público.

Las calles de Bolívar 800-1000 y Estados Unidos 400-600 y zonas aledañas se convirtieron –en el último mes- en “zona liberada”: amontonamiento de mesas de bares y restaurantes en calles y veredas; parlantes y amplificadores a todo volumen a partir  de la tarde y hasta altas horas de la madrugada; bailes sin barbijos; aglomeración de gente parada o sentada en la calle incluso después de la hora de cierre de bares y restaurantes; superposición de espectáculos en la vía pública. Esta pérdida absoluta de distancia social es complicada en cualquier momento pero inaceptable en tiempo de pandemia. Nuestras calles se han convertido en focos de contagio. Existen excepciones que registramos. Señal de que puede hacerse de otra forma.

Los abajo firmantes solicitamos que se ordene el uso del espacio público según las siguientes pautas de convivencia

  • Delimitar el espacio del bar o restaurante con vallas que señalan el lugar donde está permitido instalar mesas y sillas. Es preciso restringir las actividades gastronómicas en la vía pública a un espacio delimitado. No es posible que el servicio gastronómico no tenga límites en la calle.
  • Exigir a los locales que cumplan con la obligación de exhibir un cartel -en lugar visible- que especifique el aforo del lugar dentro del área delimitada por la valla.
  • Prohibir la ocupación de mesas y sillas de restaurantes y/o bares en el espacio público que queda fuera de lo delimitado por la valla. No puede haber estacionamiento de gente ni instalación de músicos tampoco.
  • Asegurar un espacio público para transitar que no puede ser ocupado.Garantizar el paso libre para peatones, ambulancias, bomberos y patrulleros por la calle,  que tiene que ser continuo en línea recta.
  • Controlar el volumen de la música dentro los bares y  restaurantes.
  • Prohibir el uso de parlantes de los locales en las veredas.
  • Prohibir la instalación de músicos con amplificadores en las calles y veredas.
  • Prohibir el desarrollo de clases de baile grupales, de bandas, de todo lo que supone agrupamiento de más de 10 personas. Esto sucede además sin barbijo de los integrantes.
  • Asegurar el cumplimiento de la modalidad take away: no se puede consumir alimentos en las veredas y calles del local. El take away habilita la compra de comida y/o bebidas para llevar a casa, no para instalarse en la vía pública.
  • Modificar el horario de cierre de los bares y restaurantes a las 24:00. (Establecido recientemente a las 03:00 am).
  • Constituir una “mesa de seguimiento” con la participación de vecinos, comerciantes y autoridades.

Los vecinos de San Telmo apelamos a la autoridad del Gobierno de la Ciudad para administrar el espacio público en todo momento y en tiempos de pandemia en particular. Esta es una responsabilidad indelegable.

Si el Gobierno de la Ciudad no puede administrar estos conflictos, los vecinos nos veremos forzados a defender nuestro derecho a trabajar y por ende nuestro derecho a descansar. Llegado el caso vamos a realizar acciones para restituir la calle a su condición original.

De no tener respuestas inmediatas por parte de las autoridades.la comunidad de vecinos buscará los caminos para alcanzar una convivencia equilibrada dentro del barrio.

Plazos: exigimos la resolución de este conflicto a partir de: _____________ de diciembre de 2020 hasta __________________ de __________________de __________________


Contacto: Vecinos San Telmo (VST): vecinosbolivaryeeuu.santelmo@gmail.com

Check Also

Carta de compromiso del bloque gastronómico San Telmo

COMUNICADO PÚBLICO Buenos Aires, diciembre de 2020.- CARTA DE COMPROMISO Durante el contexto pandémico se …